Ánima revelada

Descripción

La emulsión fotográfica contiene en su materia una imagen que debe ser activada de varias maneras para aparecer, para manifestarse. Las restricciones mecánicas de las cámaras de 16mm y de super8mm a su vez constituyen una forma de observar, con sus lentes, con los motores a cuerda, con el pasar la película por sus piñones y partes, dejando su imprenta y generando un montaje en cámara, producido en el impulso del rodaje, pero cuyo resultado no aparecerá hasta después. Esa imagen no-inmediata, lenta, que se produce debe revelarse par ser visible. Pero aún siendo visible, no se puede ser realmente vista, no existe hasta ser proyectada en un acto que le da todo el sentido a la palabra animar.

 

A través de los procesos de cine análogo, este taller explora la idea del retrato y de la evocación de un sujeto por medio de los pasos de filmar, revelar y proyectar. En él, los participantes aprenderán a usar una cámara de súper 8 y el proceso de revelado de diapositiva blanco y negro, realizando un retrato, una pieza corta de 2.5 minutos en el proceso. Investigaremos la manera en que estas tecnologías permiten acercarnos a la idea de retrato y de cómo los procesos que estas implican pueden llegar a ser un proceso de evocación o de conjuro.

Se propone trabajar en grupos de 2 o 3 personas. Cada grupo elegirá un sujeto, entendido como persona o ente consciente, para desarrollar su retrato.

Este taller no tiene ningún costo. Habrá cupos limitados para 12 personas que serán seleccionadas a través de las respuestas de este formulario.